Lunes, 13 Noviembre 2017 16:02

Macri se convirtió en blanco de una campaña global contra los paraísos fiscales


El ex premier británico laborista Gordon Brown prometió que entregará una carta a Macri para que combata los paraísos fiscales cuando asuma su cargo al frente del G20. Le enrostra, en una campaña global que lleva ya unas 800 mil firmas en cuatro días y apunta a reunir un millón, que la cuestión debe hacerse presente en el foro de Buenos Aires.

Los Paradise Papers empiezan a afectar a Mauricio Macri. A casi tres semanas de asumir la Presidencia del G20, el jefe de Estado ya se convirtió en el objetivo de una campaña global que lanzó el ex primer ministro británico Gordon Brown.

El líder laborista, quien goza de mucha influencia en el Foro, publicó una carta abierta dirigida a "Mauricio Macri y líderes del G20" en complicidad con la movimiento global civil "Avaaz". Allí le reclama al Presidente que durante su mandato al frente del Foro tome medidas para que los jefes de Estado "terminen" con los refugios fiscales. El ex primer ministro británico prometió entregarle la carta en mano a Macri si consigue un millón de firmas, y parece que ya debería ir comprando los pasajes de avión: en sólo cuatro días de campaña, obtuvo más de 820 mil.

En su carta abierta, Brown advierte que la inequidad global es "horrorosa" y que esta brecha crece gracias a que los "paraísos fiscales permiten que miles de millones" de dólares se evadan de "nuestras economías". El ex premier también recuerda que cuando lideró el G20 en 2009, los líderes habían acordado terminar con estas prácticas, y le reclama a Macri que "actúe de inmediato" para que "aquellos que explotan estos fondos rindan cuentas".

La iniciativa de Brown tiene un peso más que simbólico, ya que fue él, junto a su par francés Nicolás Sarkozy, quienes en 2008 idearon que el G20 reuniera anualmente a los líderes de los 19 países integrantes (más la Unión Europea), para resolver la crisis financiera mundial. Hasta entonces, los jefes de Estado no participaban de este encuentro.

De esta manera, Macri sufre las consecuencias de la apertura al mundo, al tener que rendir cuentas ante los reclamos de ONGs, políticos y organizaciones internacionales, tales como la ONU. Esta vez, por el caso Paradise Papers que revela que corporaciones multinacionales, empresarios, políticos y celebridades, entre otros, mueven miles de millones de dólares por paraísos fiscales, bajo la presunción de no pagar impuestos.

Es una situación incómoda para el Presidente, quien tuvo que lidiar durante un año con la filtración de los Panamá Papers, donde figura en el directorio de dos empresas offshore, hasta que fue absuelto en septiembre. Ahora, tras la filtración de los Paradise Papers, Macri ni se pronunció al respecto, incluso cuando se publicó que Luis Caputo, su ministro de Finanzas, trabajó con fondos offshore. Pero desde el 1´ de diciembre su silencio podría ser evidente: ese día quedará al frente del G20, que entre sus objetivos dice buscar la estabilidad y transparencia del sistema financiero.

Macri tendrá el poder de incluir temas en la agenda que discutirán los líderes del mundo durante una semana. Hasta el momento, los refugios fiscales no iban a ser un tema estelar del Foro, según averiguó El Cronista. Pero la presión internacional puede cambiar esta decisión ya que podría afectar la legitimidad del G20. Es que también figuran en los Paradise Papers el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; el ministro de Hacienda de Brasil, Henrique Meirelles, entre otros. Por tanto, no pasarán inadvertidas las decisiones que tomen estos países respecto a los paraísos fiscales durante el Foro que presidirá Argentina.

Más aún, luego de que durante la cumbre de Alemania, en julio pasado, la declaración conjunta de los líderes del G20 promete pelear contra "la evasión fiscal". A la vez, el G20 suscribe a los protocolos de la OCDE que reclama la transparencia de estos refugios fiscales.

Otro punto clave es que el G20 también está comprometido con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Entre ellos figuran finalizar con la pobreza así como reducir la inequidad. Es por esto que el G20 también está en la mira, porque la evasión fiscal quita ingresos que podrían utilizar los estados para políticas sociales.


Fuente: El Cronista


Visto 37 veces
Publicado en Noticias