Martes, 05 Diciembre 2017 13:59

Semana ODS e Inversión en Niñez y Adolescencia 2017: para una vida sin violencias

La "Semana ODS e inversión en Niñez y Adolescencia", es un espacio impulsado por la Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia (CDIA) de Paraguay, una red que articula a más de 30 diversas organizaciones de la sociedad civil el país en acciones de promoción, defensa, vigilancia, exigibilidad e incidencia en el ámbito de los derechos humanos de la niñez y la adolescencia.

Tiene la intención de generar una serie de actividades (talleres, conversatorios, seminarios, etc.) para visibilizar las brechas y desafíos que existen entre la Agenda 2030, tanto entre sus Objetivos, Metas e Indicadores, con la inversión social en Paraguay, y con mayor énfasis en niñez y adolescencia; a modo sensibilizar e informar a decisores políticos, directivos y técnicos de los tres poderes del estado y de los tres niveles de gobierno sobre la necesidad e importancia de incrementar la inversión en dicho grupo de población.

En su primera edición en 2016, la Semana de ODS e Inversión en NNAs, albergó a más de 250 personas en seis eventos dirigidos a estudiantes de universidades; servidores públicos del nivel nacional, departamental y municipal; equipos técnicos de organizaciones de la sociedad civil y público en general. Estas actividades contaron con el apoyo de Agencias del Sistema de Naciones Unidas (NN.UU.) en Paraguay, entidades cooperantes y organizaciones sociales.

En la segunda edición en 2017, se espera posicionar las cuestiones referidas a violencias en todas sus formas hacia la niñez y la adolescencia y los desafíos de lograr los ODS, en particular la meta 16.2. Poner fin al maltrato, la explotación, la trata y todas las formas de violencia y tortura contra la niñez y la adolescencia.

Al 2016, en Paraguay el 36 por ciento de la población tiene entre 0 y 17 años. Si bien no existen datos consolidados, varios grupos de población de NNA viven en múltiples formas de violencias, afectando principalmente a niñas y adolescentes mujeres de comunidades suburbanas, rurales e indígenas. Las niñas, niños, y adolescentes (NNA) constituyen uno de los sectores más vulnerables de la población. Esta situación de vulnerabilidad exige una especial protección por parte del Estado, la familia y la comunidad, tal como lo han establecido diversos instrumentos internacionales, entre ellos, la Convención sobre los Derechos del Niño, que reconoce a NNA como sujetos de derechos, es decir, como titulares de derechos y obligaciones.

A nivel internacional y regional la violencia hacia las niñas y las adolescentes es una preocupación constante. En un reciente estudio (2015), la CIDH observa que la niñez y la adolescencia sufren las consecuencias de los entornos sociales violentos y ven vulnerados una amplia gama de sus derechos, entre ellos su derecho a la vida, a la integridad personal, a la salud, a la educación, a la recreación, a la libertad personal, a la participación en los asuntos que les afectan, entre otros.

La baja calidad de la inversión y la deficiente aplicación de políticas públicas que aseguren la vigencia de los derechos de la niñez y la adolescencia y que tomen en consideración su situación de especial vulnerabilidad en estos contextos, así como sus necesidades de protección, está en el núcleo de la problemática actual.

Seminario de Políticas Públicas en Población, Desarrollo y Derechos Humanos
Asunción, 06 de diciembre de 2017
Nota conceptual
1. Antecedentes
1.1. Plan Nacional de Desarrollo Paraguay 2030

El Plan Nacional de Desarrollo Paraguay 2030 (PND 2030) es el instrumento rector de la acción gubernamental, de cumplimiento obligatorio para el sector público e indicativo para el sector privado. Cuenta con tres ejes: (i) reducción de la pobreza y desarrollo social, (ii) crecimiento económico inclusivo, (iii) inserción de Paraguay en el mundo. Cada eje estratégico incorpora cuatro líneas transversales: (a) la igualdad de oportunidades, (b) la gestión pública eficiente y transparente, (c) el ordenamiento y desarrollo territorial, y (iv) la sostenibilidad ambiental. De dicha combinación se identifican 12 estrategias que orientan las políticas públicas.
El PND 2030 se implementa a través de políticas, programas, proyectos e intervenciones públicas de los organismos y entidades del Estado, convenientemente presupuestados y cuya ejecución es monitoreada y evaluada. Uno de los aspectos más destacados de la implementación del Plan es la progresiva integración con el diseño del Presupuesto General de la Nación, donde cada programa estatal es vinculado con los lineamientos del PND 2030.

El seguimiento y evaluación de las políticas, programas, proyectos e intervenciones públicas que hacen operativo al PND 2030 recae en la Secretaría Técnica de Planificación del Desarrollo Económico y Social (STP).

1.2. Plan Nacional de Derechos Humanos

La Red de Derechos Humanos del Poder Ejecutivo, creada por Decreto Nº 2.290 del 19 de junio de 2009, en su Plan de Acción 2010 – 2011, se planteó como Objetivo Estratégico 5 “Elaborar un diagnóstico gubernamental sobre la situación de los derechos humanos en Paraguay, en el cual incluya las recomendaciones dadas al país por los organismos internacionales de derechos humanos”. Se propuso además “impulsar los consensos y puesta en marcha de un proceso para la elaboración de un Plan Nacional de Derechos Humanos”, teniendo presente que la Conferencia Mundial de Derechos Humanos realizada en Viena en el año 1993, de la cual Paraguay formó parte como país signatario, recomendó que cada Estado pudiera contar con su plan de acción que determine las medidas para mejorar la protección y promoción de los derechos humanos.

A inicios de 2011, la Red de Derechos Humanos del Poder Ejecutivo impulsó el proceso de elaboración de dicho Plan, en conjunto con los otros poderes del Estado, las organizaciones de la sociedad civil, las universidades y el apoyo técnico de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. En ese contexto, dichos estamentos públicos y privados designaron representantes que conformaron el Comité Coordinador, cuya responsabilidad durante varios meses fue la de dinamizar el proceso de elaboración del Plan, generando espacios de diálogo y consulta entre los diferentes sectores de la sociedad y en diferentes lugares del país. El resultado es un instrumento con cuatro ejes, 18 temas y cerca de 300 acciones estratégicas.

A través de las gestiones realizadas desde la coordinación de la Red de Derechos Humanos, se ha vinculado el Plan Nacional de Derechos Humanos al Plan Nacional de Desarrollo a fin de armonizarlo a la Agenda 2030, constituyendo a esta experiencia paraguaya en la primera en impulsar la vinculación de políticas públicas de derechos humanos a las de desarrollo, lo que además ha permitido establecer un Tablero de Control de indicadores y metas. En este sentido, el proceso de vinculación de estos instrumentos de políticas públicas cobra un realce primordial considerando la tendencia global de vincular los reportes de los Estados en relación a los ODS a partir de los mecanismos de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, principalmente del Consejo de Derechos Humanos.

1.3. El consenso de Montevideo, una agenda política de población y desarrollo

El Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo fue adoptado en agosto de 2013,1 producto de la Primera reunión de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo (PyD) de América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas.2 Es el acuerdo intergubernamental más importante aprobado en la región en materia de Población y Desarrollo, con miras a reforzar la implementación del Programa de Acción de El Cairo de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (El Cairo, 1994) y su seguimiento después de 2014, y el proceso mundial de la agenda para el desarrollo después de 2015.

El Consenso consta de diez áreas en las cuales se cuentan 108 medidas prioritarias que conforman el marco para la puesta en marcha de la agenda de población y desarrollo. Las recomendaciones de seguimiento se establecen en forma de metas, indicadores y líneas de acción, en un instrumento técnico denominado “Guía operacional para la implementación y el seguimiento del Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo”.

Cada país firmante del Consenso, entre ellos Paraguay, puede elegir diferentes vías para alcanzar los objetivos trazados y establecer plazos tentativos para el cumplimiento de las metas de los compromisos asumidos que sean aplicables según el contexto nacional. La experiencia de cada país y los avances en la implementación deberán ser reportados en un informe nacional sobre el avance del Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo.

Entre los acuerdos alcanzados en el Consenso de Montevideo, en el apartado B referido a niñez y adolescencia, se puede citar cuanto sigue: 7. Garantizar a niños, niñas, adolescentes y jóvenes, sin ningún tipo de discriminación, las oportunidades para tener una vida libre de pobreza y de violencia, la protección y el ejercicio de derechos humanos, la  disponibilidad de opciones, y el acceso a la salud, la educación y la protección social.

1.4. Los ODS como herramienta de diálogo político y social

La Asamblea General de la ONU adoptó (25 de septiembre de 2015) la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, que también tiene la intención de fortalecer la paz universal y el acceso a la justicia.Los Estados miembros de la Naciones Unidas aprobaron una resolución en la que reconocen que el mayor desafío del mundo actual es la erradicación de la pobreza y afirman que sin lograrla no puede haber desarrollo sostenible.

La Agenda 2030 plantea 17 Objetivos con 169 metas de carácter integrado e indivisible que abarcan las esferas económica, social y ambiental. La nueva estrategia regirá los programas de desarrollo mundiales durante los próximos 15 años. Al adoptarla, los Estados se comprometieron a movilizar los medios necesarios para su implementación mediante alianzas centradas especialmente en las necesidades de los más pobres y vulnerables.

Un compromiso internacional con metas locales: "Estamos resueltos a poner fin a la pobreza y el hambre en todo el mundo de aquí a 2030, a combatir las desigualdades dentro de los países y entre ellos, a construir sociedades pacíficas, justas e inclusivas, a proteger los derechos humanos y promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, y a garantizar una protección duradera del planeta y sus recursos naturales”, señalaron los Estados en la resolución.

1.5. Todos los ODS son importantes y el #16 es clave

El objetivo 16 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos se centra en la promoción de sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, la provisión de acceso a la justicia para todos y la construcción de instituciones responsables y eficaces a todos los niveles. Las personas de todo el mundo no deben tener temor a ninguna forma de violencia y tienen que sentirse seguras a lo largo de su vida, independientemente de su origen étnico, religión u orientación sexual. A fin de avanzar en la consecución de los ODS, es necesario contar con instituciones públicas eficaces e inclusivas que puedan proporcionar educación y asistencia sanitaria de calidad, aplicar políticas económicas justas y brindar una protección inclusiva del medio ambiente.

1.6. La inversión social con énfasis en niñez y adolescencia.

El artículo 4 de la Convención de Derechos del Niño/a indica: “Los Estados Partes adoptarán todas las medidas administrativas, legislativas y de otra índole para dar efectividad a los derechos reconocidos en la presente Convención. En lo que respecta a los derechos económicos, sociales y culturales, los Estados Partes adoptarán esas medidas hasta el máximo de los recursos de que dispongan y, cuando sea necesario, dentro del marco de la cooperación internacional.”

La Observación General 19 del Comité de Derechos del Niño/a de NN.UU en su párrafo 14, expresa: “El objetivo de la presente observación general es:  mejorar la comprensión de las obligaciones dimanantes de la Convención en relación a la presupuestación de los derechos del niño, a fin de reforzar el ejercicio de esos derechos, y  promover un verdadero cambio en la forma en que los presupuestos se planifican, promulgan, ejecutan y supervisan a fin de promover la aplicación de la Convención y sus Protocolos Facultativos".

2. Objetivos del Seminario 2017
2.1. Mejorar la compresión entre diversos actores de la sociedad sobre la importancia de la inversión social en el marco de los compromisos internacionales (ODS, PyD) y nacionales (PND, PNDH) para dar respuestas de políticas públicas y garantías de derechos a la niñez y la adolescencia.
2.2. Contribuir al conocimiento y reflexión en materia de población y desarrollo, en particular las desigualdades y violencias que vulneran los derechos y las oportunidades de desarrollo de la niñez y la adolescencia, sus familias y sus comunidades.
2.3. Socializar la hoja de ruta compartida de prioridades para poner fin a la violencia hacia la niñez y la adolescencia en todas sus formas (Meta 16.2 del ODS 16).

3. Resultados
3.1. Participantes provenientes de organizaciones de la sociedad civil, servidores públicos, estudiantes de universidad, acceden a información y sensibilización sobre la situación de la niñez y la adolescencia de Paraguay y los desafíos de las garantías de derechos humanos.
3.2. Se visualizan y comprenden las conexiones entre instrumentos nacionales de política pública como el Plan Nacional de Desarrollo Paraguay 2030 y el Plan Nacional de Derechos Humanos, e instrumentos internacionales como los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo.
3.3. Los compromisos técnicos y directivos se elevan al ámbito político, para implementar las medidas programáticas comprometidas por el país en materia de erradicación de todas las formas de violencias hacia la niñez y la adolescencia.

 

Semana ODS e Inversión en Niñez y Adolescencia 2017: para una vida sin violencias

Seminario de Políticas Públicas en Población, Desarrollo y Derechos Humanos

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 Fecha: Miércoles, 06 de diciembre de 2017

Hora: 08:00 a 13:00

Lugar: Hotel Crowne Plaza, Asunción

Organizan: CDIA - Ministerio de Justicia - STP

Apoyan: SNNA - UNFPA - ACNUDH - UNICEF - Decidamos, Campaña por la expresión ciudadana - Oxfam - Equidad Perú - Save the Children - Gobierno de Canadá (FCIL).

PROGRAMA

Horario

Actividad / Momentos

Responsables / Referentes

08:00

Registro y entrega de materiales

 

08:15

Bienvenida

Representantes de:

- Ricardo González, Ministro - Secretario Ejecutivo, SNNA.

- Weldon Black, Viceministro de Justicia, MJ.

- Jorge Galeano Robledo, Viceministro de la Gestión Pública del Desarrollo, STP.

- Rocío Galiano, Representante Auxiliar, UNFPA.

- Iris Rojas Recalde, Oficial a cargo, ACNUDH.

- Rigoberto Astorga, Gerente de Programas, UNICEF

- Anibal Cabrera, Director Ejecutivo, CDIA.

(3 minutos c/u)

08:30

Mesa 01: Inversión, territorios y violencias.

- La inversión en niñez, desafíos en Paraguay

- Dinámicas y desigualdades territoriales

- Mapa de violencias hacia la niñez

Comentarios

- Ricardo González, Ministro, SNNA.

- Kevin Goetz, STP

- Andrea Cid, Oficial de Protección, UNICEF.

- Heve Otero, Andares / CDIA Observa.

(10 minutos c/u)

09:20

Intercambio con participantes

 

09:40

Mesa 02: Marco político internacional.

- La Agenda 2030 y los derechos humanos

- Población y desarrollo, implementación del Consenso de Montevideo

- La nueva agenda Urbana y los ODS en el marco de NNUU.

Comentarios

- Iris Rojas Recalde, Oficial a cargo, ACNUDH.

- Mirtha Rivarola, Oficial de Género y Adolescencia, UNFPA

- Olenka Ochoa Berreteaga, Perú Equidad.

- Jose Galeano, Enfoque Territorial / CDIA Observa.

10:30

Intercambio con participantes

 

10:40

Receso (café)

 

11:00

Mesa 03: Seguimientos a compromisos.

- Paz, justicia e instituciones sólidas: una hoja de ruta para el ODS 16.

- Observación General 19, presupuesto público para niñez y adolescencia

- Mecanismos para la planificación y financiamiento a los compromisos país

Comentarios

- María José Méndez, Directora General de Derechos Humanos, Ministerio de Justicia.

- Rodolfo Mendoza, Director Institucional, Perú Equidad.

- Sebastián Codas, Director General de Gestión por Resultados, STP.

- Enrique Gauto, Decidamos.

(10 minutos c/u)

11:50

Intercambio con participantes

 

12:15

Interacción artística

Grupo Multiplicidades

12:30

Principales conclusiones y desafíos

- Aníbal Cabrera, Dirección Ejecutiva, CDIA.

12:45

Clausura y brindis

- Representantes: STP, Ministerio de Justicia y CDIA.

 

 

 

Visto 126 veces
Publicado en Noticias