Lunes, 05 Abril 2010 12:52

Si no hay división, al Partido Colorado se le puede ganar - Por Horacio Galeano Perrone

Tema:  Rol de los partidos y sus liderazgos en democracia. 25 de enero de 2008

Y llega la segunda elección, en la que estaban bien posicionados Guillermo Caballero Vargas y Domingo Laino, por eso ese mito de que al Partido Colorado no se le puede ganar. Eso no es cierto, al partido Colorado se le puede ganar, los que no están decididos a ganarle son los que se dividen.

Quiero empezar de algo práctico, contándoles que hace aproximadamente ocho meses, el señor Osvaldo Domínguez Dibb contrató una empresa uruguaya para que haga un estudio que permita saber si se iba a participar o no de las elecciones, esta empresa le pidió su contraparte paraguaya, entonces me tocó la suerte de recorrer todo el país y participar de los distintos grupos focales - y en algún momento dado pensé que cobré poco y por un momento pensé que había perdido mi tiempo, pero finalmente creo que no se pierde nunca el tiempo cuando uno desentraña algunas cosas de la sociedad paraguaya - y después de esta recorrida profunda por todo el territorio nacional llegué a unas conclusiones que quiero compartir con ustedes, con la gente de DECIDAMOS a quien tengo un gran aprecio.

Recuerdo que cuando se produjeron los acontecimientos del 2 y 3 de Febrero, yo casi seguro estoy de que nadie planificó absolutamente nada ese 2 y 3 de febrero, salieron como exactamente dice la proclama: “hemos salido de nuestros cuarteles”, sin ninguna planificación económica, política o social, absolutamente nada. Después del golpe tuve la oportunidad de estar muy cerca del general Rodríguez y entendí muchas cosas, como que ellos no se daban cuenta del proceso que había ocurrido en la sociedad paraguaya. Ellos querían seguir teniendo el mismo coche con antena, los chóferes, los privilegios que trae Petropar, los maletínes que mandan el IPS, Yacyreta, Itaipú y estar muy cómodos en esa situación, pero nadie sabía bien lo que se venía cuando se realizan las primeras elecciones.
La historia de fraudes

Y llega la segunda elección, en la que estaban bien posicionados Guillermo Caballero Vargas y Laino, por eso ese mito de que al Partido Colorado no se le puede ganar. Eso no es cierto, al partido Colorado se le puede ganar, los que no están decididos a ganarle son los que se dividen. En las siguientes elecciones, para ir identificando, también ocurrió lo mismo y aparece la oposición de nuevo dividida, sin embargo cuando se plantea el tema de Félix Argaña a la Vicepresidencia, que iba a ser el Vicepresidente si ganaba, el Vicepresidente Yoyito Franco ganó gracias a la decisión de quien conozco nombre y apellido pero no es momento de decir. Ganó y para los que no tienen memoria, el partido Colorado ya perdió unas elecciones, ¿por qué? Porque en ese momento se hizo masa, se concentró y se gano las elecciones.

La oposición tuvo siempre la oportunidad para ganarle al partido Colorado. El partido Colorado en las últimas elecciones quitó el 37.5% y cuando quitó el 55% (en 1998) fue que Lino Oviedo dijo “tu voto vale doble”.

En las últimas elecciones de nuevo el PLRA tenía bastante chance para ganar las elecciones con un Nicanor Duarte Frutos que tampoco había ganado las internas del partido Colorado porque esta es una realidad; y no le critico al señor Juan Carlos Galaverna, a pesar de que no tengo absolutamente ninguna simpatía por él, pero dijo algo muy serio: en este país el que ganó las elecciones se llama Luís María Argaña. Y recuerdo que el General Andrés Rodríguez nos dijo: "todos los ministros van a estar enfrente a la Junta de Gobierno porque va a ver un desfile militar para apoyar la candidatura de Wasmosy", dos ministros nos levantamos y le dijimos: "señor presidente nosotros no les vamos a acompañar", el General Luís Eumelio Bernal y quien les habla, no estuvimos.

Y finalmente Nicanor quita el 37%, aunque está comprobado que el señor Osvaldo Domínguez Dibb le ganó las internas del partido Colorado también, es decir la historia de los fraudes aquí es larguísima. Ahora voy a tocar un tema fuerte, cuando se le robó a Argaña, la oposición ¿qué dijo? – "ijarhel voi ko karai", este es un déspota mejor que pierda, cuando se le quitó a Oviedo, este es un fachista, correcto.

Después vino Duarte Frutos, con un discurso que le encandiló a la gente, no está trayendo una nueva esperanza, Castiglioni es su Vicepresidente y entonces resulta que nos fuimos acomodando a cada uno de los discursos, y como dijo muy bien Vial la situación está peor que en las elecciones anteriores, les hablo de la realidad y me animo a arriesgarme porque he recorrido palmo a palmo este país estos últimos seis meses.

Reitero, estamos peor que en elecciones anteriores porque las elecciones anteriores estuvimos peor que en las otras elecciones y recuerdo ese canto de Encuentro Nacional que a mi también me emocionaba: "el sol sale donde triunfa...", que a mi también me emocionaba como paraguayo. Tenía mucha simpatía con ese canto, pero ni esa esperanza ya existe, porque estamos desesperanzados, con absoluta mentalidad que ya vamos a perder, que la que va a ganar y se va a sentar en el despacho es Blanca.

La lógica de la política no es la misma que la de los movimientos sociales Cuando el señor Dala Fontana Presidente del Club Deportivo Sajonia, me comentó que quería ser Intendente Municipal y agarre un pizarrón y le hice el cálculo. Me dijo tengo tanto miles de socios del Sajonia y con tantas familias tengo 100 mil votos, le dije te equivocas no se puede transferir la simpatía del Sajonia a las Municipalidades. La lógica de la política no tiene nada que ver con la lógica de los Movimientos Sociales ni con los Clubes; vos podes ser el más grande ídolo, por ejemplo don Ismael Rolón se puede presentar pero no va a quitar cinco votos, porque esto responde a toda una organización, responde a toda una lógica, a toda una estructura, a unos punteros.

Estuve muy cerca viendo y estudiando sobre los problemas que existen, y voy a decir abiertamente el problema serio que va a tener la Alianza Patriótica es la cantidad de Movimientos que existen y gente con muchas prácticas de neo movimientos sociales pero con poca práctica en la actividad política lo cual es una trampa al decir de mi querido amigo Adolfo Ferreiro, esta es una trampa de la cual no hay forma de sobrevivir, entonces por donde se le quiera mirar, le llevas a toda la gente y tenés cien movimientos, pero cien movimientos que se están peleando por senadurías, por diputación. Si alguien aquí es matemático y prueba, seguro no le darán los cálculos, de ninguna manera, para acceder a los cargos mencionados a todos los movimientos postulados.

En el proceso electoral uno tiene que pensar cuantos votos necesita. Se necesita para ser diputado en Caaguazú 14.000 votos, esto le cuesta a la oposición 10$ por cada voto, eso es solo logística, luego está el día D, etc, etc. Multipliquen ustedes 14.000 por 10 y entonces tenemos que a un diputado le cuesta ganar el cargo exactamente 140.000$ mínimo. Esto es a quien sea que se postule.

Cuando uno le dice esto a la gente, la gente se enoja, yo he tenido que retirarme de muchos lugares, me tuve que retirar inclusive de la actividad de la Iglesia, porque yo le decía hace quince años a la gente como iba a se esto. Esto es número porque el sistema esta hecho para eso, el sistema esta hecho para que acceda al poder el que tiene plata. Eso no te dice solamente el colorado, te dice el liberal, te dice el puntero de Patria Querida, entonces estamos hablando absolutamente la realidad de un sistema absolutamente perverso.

Este es un sistema perverso en el que para arrancar se necesita organización y la organización es plata y de ahí no se sale, no se sale del círculo vicioso, de manera de que la posibilidad de que se tenga un Congreso con los mejores senadores, los hombres más brillantes en la senaduría, tenerle a un Carlos Martíni, tenerle a Adolfo Ferreiro, es una ilusión.

Hace veinticinco años Pepa Kostianovsky hizo la recopilación de veintiocho entrevistas a los veintiocho políticos más importantes del Paraguay, en ese momento, también hizo su entrevista y habló Epifanio Mendez Fleitas que todavía vivía, habló Edgar L. Insfrán, hablaron los Florentín, Benítez. Pero la exposición más brillante fue la del desaparecido Mauricio Schwartzman, quien hizo una profecía hace veinticinco años: “el día que caiga Strossner los colorados se van a pelear y van a contagiar absolutamente toda a la sociedad, y una vez que eso pase, ahí vamos a replantear el sistema”.