Participación Ciudadana en Paraguay

2015. Derecho a la reunión, manifestación y asociación

Las manifestaciones de estudiantes de secundaria y de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), que lograron además la adhesión de otros grupos de la sociedad, son una muestra de la necesidad de tener garantizado el derecho a la reunión y manifestación como mecanismo de exigibilidad de derechos. A pesar de las amenazas provenientes de algunos sectores de poder, los y las estudiantes se movilizaron para exigir una mejor educación para todos y todas y la intervención de la UNA ante hechos de corrupción que salieron a la luz pública. En tanto, una vez más, la Policía Nacional fue protagonista de hechos de violencia en contra de grupos sindicales, campesinos y pobladores, que ejercían el derecho a la manifestación como herramienta de reclamo y visibilización de violaciones de derechos constitucionales, como condiciones laborales dignas y acceso a la tierra.

Domingo, 15 Febrero 2015 18:41

Signos de un pasado autoritario que permanecen

2014 - Derecho a la reunión, manifestación y asociación

Diversas manifestaciones se han dado en estos meses con reclamos de derechos por distintos sectores de la sociedad. Apenas iniciado el año la Policía reprimía violentamente a un grupo de estudiantes que protestaba por la suba del pasaje. Fue la primera, pero no la última, represión. Entre los casos más graves se mencionan la detención irregular de un estudiante chileno, la represión a pobladores y pobladoras de los bañados por exigir sus derechos, la represión a comunidades campesinas por su lucha por la tierra y el ambiente, y los atropellos cometidos contra poblaciones por agentes de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), terminan por comprometer el cumplimiento del ejercicio pleno del derecho a la reunión y manifestación. Por otro lado, organizaciones y movimientos han encontrado la manera de seguir con otras formas de manifestación pacíficas, creando nuevas modalidades de denuncias, exigiendo el cumplimento de derechos y reclamando más políticas públicas sociales al Estado.

 

2013 - Libertad de reunión, manifestación y asociación

El derecho a la reunión y manifestación es ejercido por numerosas organizaciones sociales como mecanismo para exigir al Estado demandas que hacen al cumplimiento de derechos civiles y políticos, y sobre todo los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales. Desde el 22 junio de 2012, ciudadanos y ciudadanas han salido a las calles a hacer escuchar sus reclamos. El escrache parece la medida adoptada por la ciudadanía para protestar contra las autoridades. La Policía Nacional ha recordado la vigencia de la ley del marchódromo. Las señales de voluntad política para que su ejercicio no conlleve represiones y agresiones por parte de las fuerzas del orden se ven matizadas con hechos de represión violenta, sobre todo en el interior del país, en comunidades más vulneradas en sus derechos.

 

2012 - Libertades de reunión y manifestación afectadas por intervenciones policiales violentas

Urgen medidas que garanticen el cumplimiento de los artículos 32 y 42 de la Constitución Nacional para impedir la continuidad de la vulneración de las libertades de reunión y manifestación, y para una mayor promoción de la libertad de asociación.