El sábado 14 de agosto, en el IV Foro Social de las Américas, realizado en Asunción, el Programa Mercosur Social y Solidario (PMSS) gestionó el panel debate “Contra el tráfico y la trata de personas”.
Durante el tercer día del IV foro Social de las Américas, en la carpa de los Derechos Humanos continuó el seminario "Desarrolllo, militarización y criminalización" con el tema de "Resistencias a la militarización y a la criminalización de defensores/as de los derechos humanos". Para este panel se contó con la presencia de Delmy Martínes de Honduras; Miguel Jugo de Perú; Norma Cruznde Guatemala; Diego Faldín de Bolivia y Juan Martens de Paraguay, cada uno de los panelistas narraron vivencias de sus respectivos países.
Nuestra América está encamino!¡Ñane Amérika TeeOñemongu' Ehína! Los movimientos sociales presentes en el IV Foro Social Américas, en Asunción del Paraguay, reafirmamos nuestra solidaridad y compromiso con el pueblo paraguayo, ante la urgente necesidad de avanzar en su proceso de cambios profundos, hacia la recuperación de la soberanía sobre su territorio, bienes comunes, recursos energéticos, en la concreción de la reforma agraria y de la democratización de la riqueza.
Está en marcha el segundo día del Foro Social de las Américas y la carpa de los Derechos Humanos, en este segundo día, fue sede del Seminario Desarrollo, militarización y criminalización y bajo esa consigna, se desarrollaron dos mesas de diálogos, unos de ellos con el tema de “La expansión del plan de Colombia y la remilitarización del continente” , con la participación de Ana Esther Ceceña de México; Ana Juanche de Uruguay; Marco Romero de Colombia; Sonia Winer de Argentina y Ramón Corvalán de Paraguay.
Taller de articulación y generación de propuestas preparatorias de una audiencia publica en el PARLASUR El Programa Mercosur Social y Solidario (PMSS) ha definido al tema Soberanía como uno de sus principales ejes de trabajo y acumulación. “Creemos que la soberanía alimentaria en el MERCOSUR debe traducirse en el derecho a la alimentación y a la producción, para que agricultores/as, trabajadores/as rurales puedan producir alimentos para sus propios mercados locales y nacionales (y también los regionales), con acceso y control sobre sus propios territorios, incluida la tierra y los recursos naturales y el respeto por sus identidades y culturas”.